United Airlines prevé despedir a 16.000 trabajadores en octubre

Compartir

La aerolínea estadounidense United Airlines, afectada por “el impacto devastador” de la covid-19 en el transporte aéreo, prevé despedir a 16.000 trabajadores en octubre, a menos que el Congreso adopte un nuevo programa de ayudas.

La compañía aérea, que ya había amenazado con despedir a 36.000 empleados, aseguró que un programa de jubilaciones voluntarias y otras medidas redujeron la necesidad de suprimir aún más trabajos.

“Hoy, todos nuestros líderes operativos se comunicaron directamente con sus equipos para compartir la dolorosa noticia de que cerca de 16.000 empleados de United serán despedidos tan pronto como el 1 de octubre”, indicó la firma.

“Una prolongación (de las ayudas del gobierno) sería lo único que podría evitar los despidos”, añadió la compañía, que llamó a sus empleados a presionar a sus representantes en el Congreso.

Las grandes compañías aéreas recibieron en Estados Unidos unos 25.000 millones de dólares del gobierno en marzo, y a cambio se comprometieron a no suprimir puestos de trabajo hasta el 30 de septiembre.

Empresas y sindicatos del sector presionan desde hace semanas para una nueva ayuda al transporte aéreo.

El propio presidente Donald Trump declaró el martes que la industria aérea necesitaría ayudas más importantes.

El Congreso está actualmente negociando un nuevo plan de apoyo a la economía, pero las discusiones entre republicanos y demócratas están en un impasse.

“Los auxiliares de vuelo resisten ante la adversidad. (…) Los pilotos pasan años formándose para adquirir las habilidades y el conocimiento para transportar a la gente de forma segura”, tuiteó la asociación estadounidense de asistentes de vuelo el martes.

“La inacción del Congreso nos enviará ahora a la fila del desempleo”, añadió.

– Demanda deprimida –

El recorte de United Airlines afectará a cerca de 7.000 auxiliares de vuelo y unos 3.000 pilotos, entre otros empleados.

“La pandemia nos golpeó más profundamente y por más tiempo de lo que casi todos los expertos preveían, y en un entorno en el que la demanda por viajes sigue tan deprimida, United no puede continuar con efectivos que superan considerablemente nuestro nivel de actividad”, escribió el grupo en un mensaje transmitido a la AFP.

La semana pasada, American Airlines anunció que podría despedir a unos 19.000 empleados si no recibe una ayuda federal, y Delta Air Lines indicó que podría echar a unos 1.900 pilotos.

“Si no podemos obtener la extensión (de la ayuda federal), nos veremos obligados a seguir adelante con los despidos”, declaró esta semana el director ejecutivo de Delta, Ed Bastian, a CNBC.

Algunas voces críticas consideran que no es justo apoyar a las compañías aéreas por encima de otras industrias duramente golpeados por la pandemia de covid-19, y alegan que las inyecciones de dinero desalientan las reformas necesarias en el sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *